Diabaid

Home / Diabaid y la Comunidad / Teatro Terapéutico

Viernes 20 de Octubre de 2017

Teatro Terapéutico

Un escenario vacío, prendas de vestir, mascaras, sombreros, algunas telas...

No hay telón que se corra, no hay programa, tampoco guión. La escena...el protagonista…el reparto, surgirán del grupo de participantes.

Estamos en teatro terapéutico, creado por J.L.Moreno a principios del siglo pasado. En un ámbito de calidez, intimidad y alegría, se van recreando escenas, compartiendo entre todos relatos que hemos leído o escuchado, que han sido vividos por nosotros o por nuestros ancestros a lo largo del tiempo.

Se trata de producciones dramáticas improvisadas espontáneamente, cuyo argumento es proporcionado por el relator (story teller) y donde el protagonista y demás personajes son elegidos entre el publico.

Sobre el cierre se hacen comentarios finales, a modo de un cálido y contenedor fogón se comparten emociones, sensaciones, recuerdos y nuevos descubrimientos.

La vida de todo ser humano es lo suficientemente interesante como para ser puesta en escena. El publico ríe y llora con las historias narradas. Es casi imposible quedar excluido de la resonancia emocional que se genera.

¿Cuales son los momentos de una función de teatro terapéutico?

Después de unos juegos iniciales (caldeamiento) para crear un clima de confianza, alguien del público cuenta una historia acerca de algo que le haya pasado o que le hayan contado, elige los actores que quiere que la representen entre el público participante y ve la puesta en el momento.

El espacio dramático se transforma en mil lugares, los integrantes del grupo en mil personajes, el día de hoy en cualquier época pasada o futura, como si fuera el jardín de tu casa, como si ella fuera tu mama, como si fueras chico. Es una varita mágica disfrazada del concepto de "como si".

En un grupo que trabaja con teatro terapéutico hay siempre un momento mágico, Son momentos inolvidables y en general muy simples.

Por estas características cada función es única e irrepetible, no se plantea que sea perfecta. Por ser fruto de la creatividad y espontaneidad de todos los presentes tiene que ser imperfecta e inacabada. Cuanto más espontánea y creativa...más bella. En eso difiere del teatro tradicional que tiene un fin estético.

El objetivo de esta actividad es intensificar las posibilidades de encuentro y desarrollar la espontaneidad y creatividad que todos traemos al nacer.

La creatividad se apoya sobre dos pilares: la improvisación dramática y el juego del rol.

Espontaneidad entendida como respuesta adecuada a nuevas situaciones o nuevas respuestas en reemplazo de las repetidas.

El teatro terapéutico es creador porque nos permite jugar nuestros propios roles, roles del pasado o roles actuales y actuar también el rol virtual que la vida no nos permita asumir.

Hace más de 15 años que venimos realizando esta tarea, no dejando nunca de emocionarnos, asombrarnos y de unir las vivencias con los conceptos.

LICENCIADA OLGA A. CARRETTONI

Copyright © Diabaid, 2010. Todos los Derechos Reservados.

Pixel Revolution